miércoles, 17 de febrero de 2010

Triángulo

metaestudio para finales de marzo
*
Premisas:
1. el tres es el número divino.
2. en nuestra sociedad (machista) tiene preeminencia el hombre ("hombre" en tanto sexo másculino y no relativo al género humano)
*
Tri-ángulo
***
La totalidad inmediata, el ser, lo que es, la unidad sin diferencia es el hombre. ¿Pero es acaso el hombre la verdadera totalidad? ¿Puede definirse el hombre en relación a él mismo? No. Necesita distinguirse de su alteridad, de lo no-hombre, para afirmarse como hombre. Su no-ser, su negación es la mujer. Adán y Eva. La mujer adquiriere connotación negativa a lo largo de la historia por el hecho de ser una pura nada, la pura negatividad del hombre. Pero en verdad es una negatividad sin connotación peyorativa en tanto que, siendo no-hombre, ES (1) lo que permite que el hombre se defina como tal, alteridad, compañía, (2) aquello que lo engendra, el hombre no sólo es hombre en tanto es no-mujer sino que lo es en virtud de tener existencia, (3) lo que encierra en sí la capacidad de procrear, de dar vida y, por ende, movimiento. La mujer es la esencia. El concepto es entonces la unidad de la unidad (hombre) y de la diferencia (mujer), es LA HUMANIDAD como el todo y no como un todos. En términos de religión, el conceptos es Dios, pero "Dios" como nombre o figura de la unidad de la multiplicidad de los seres humanos, unidad que trasciende la mera suma de las partes ( y sin embargo no es un señor barbudo que nos mira desde alguna nube), "Dios" no como representante de la voz de cada uno de nosotros sino como fundamento, desarrollo y finalidad nuestro, de la humanidad.
*
eso es todo amigos

martes, 16 de febrero de 2010

Universo

"-Acá en esto que tengo que leer para la capacitación dice que el universo tiene catorce mil millones de años.
-Ah...
-¿Qué significa? A ver, no lo puedo ni concebir.
-Mirá, a mi el "catorce" me suena a adolescencia, a pubertad...
-¡A que le están saliendo los granitos!
-Claro, ¡jaja! Somos los granitos del Universo.
-Pero si somos sus granitos... ¡somos muy importantes!
-Somos pus."

sábado, 13 de febrero de 2010

pelea

Charla de colectivo

Hombre y mujer. Ella mira por la ventana. Él tiene la mirada fija en el diario del viejo pelado que está sentado adelante suyo. De golpe, se voltea, la mira, vuelve al diario, vuelve a ella...
"Estás bien?
-Sí.
-Te pasa algo?
-No.
-Bueno."
El viejo se baja. Ya no tiene entretenimiento. El colectivo está parado. Fija la vista en una señora que acaba de subir. A la señora se le caen todas las monedas. La ayuda un adolescente. El colectivo arranca y el adolescente se cae sobre la señora "perdón, perdón - fijate querido". Baja la mirada, apunta al piso.
"Vamos a los de tus viejos el domingo?
-Ah claro, seguro que ahora no querés. Siempre escapándole al compromiso.
-silencio (cara de what the fuck?!?!)
-No te hagás el boludo.
-Yo te pregunto para saber si me junto con los chicos a la noche. Si no vamos, me junto a la tarde, como siempre.
-Sí, obvio que vamos, cuántas veces lo tenés que preguntar? Es evidente que no querés ir y no te animás a decirmelo y después yo termino quedando como la insoportable que te hace hacer cosas que no querés, la que te demanda y todo eso.
-De qué hablás?
-De todo.
-Es lo mismo que decir "de nada".
-De eso de que quedamos con Paula y Fer y a último momento me dijiste que no podías porque andá a saber qué y yo fui sola y me tuve que comer todos los comentarios sobre lo poco unidos que debemos ser como para que yo me banque esas conductas tuyas.
-Eso es tema de ellos. Vos sabés que no tiene nada que ver con vos. Y sabés que no pude ir porque mi vieja se desmayó y la tuve que llevar a la guardia. Eso no es un "andá a saber qué".
-A tu vieja siempre le pasa algo cuando nosotros tenemos un compromiso así como de pareja formal, bah, más bien, tu vieja es siempre la excusa para borrarte.
-Disculpá pero no estoy de acuerdo.
-Sí, acordate de cuando...
-No empecés. No me tirés todo lo que venís acumulando porque no va. Yo no funciono así. Si algo no te gusta me lo decís en el momento y vemos. Y si ahora, en este momento, estás enojada por lo que Paula y Fernando te dijeron, no te enojes conmigo que yo...
-No estoy enojada por eso, estoy enojada con vos porque cuando quiero que estés no estás!
-Hablamos después mejor, esto ya es cualquiera.
-Ves! De nuevo, quiero hablar y vos huís del tema."

silencio

silencio

fin

domingo, 7 de febrero de 2010

Tierra

Qué áspera esta garganta
qué sed
del silencio de tus pasos
de mis pies sobre la tosca húmeda
(de arena y de viento)
o de oirte mirar
o de callar y nada más.
*
Qué ásperos estos labios.
Recortan trozos de mundo
como bocados de gelatina incolora,
Mundo de invisibles fondos y trasfondos
de murmullo constante
que sujetan y aferran tan fuerte
ante la pura nada...
*
Pues qué áspero el vacío del todo-tanto
y de la necesidad del todo-ya.
Qué áspero el deseo,
el deseo de volver
a lo seco de la sal
y a la quietud de los astros
(o al ser, o al estar)
(-"dije: sí, soy re cursi, y qué?"-)