domingo, 28 de marzo de 2010

muuuu

De nuevo, tantas cosas... Unas "sensaciones" (a modo de la magdalena de proust) ante una escena de "en pareja; separados" me retrotraen a un 2004 de supuesta felicidad y plenitud [o] a un 2006 de derrumbe; desde acá, la vida hasta aquel 2006 se ve como una montaña rusa; desde entonces y hasta ahora, la colina sube, la apuesta es mayor... Con sus oscilaciones claro, pero el tema es que todo lo que sube tiene que bajar. ¿Tiene? Un lugar, que no es el que yo elegí cuando elegí y por eso en él ahora que puedo caber no me hallo. ¿Dónde estoy o a dónde tengo que ir? Me pierdo un poco en el presente, pero eso es por pensar mucho, ya me lo han dicho. Personas muy queridas de las cuales no sé nada desde hace mucho que de pronto explotan en mi vida con hermosas sonrisas de cera, qué lindo, qué bueno, ¡qué! no sé, no tiene predicado. Palabras, muchas, y pocas ganas de más; sólo ganas de colores, verdes y turquesas, en el pelo y sobre la piel, siluetas sobre maderas y trazos de manos atadas. Recuerdo ese apoyo; estaba el eje, estaba la fuerza centrada pero el taco, el taco del zapato, ese no estaba, no estaba paralelo al piso: el apoyo inseguro, el temblor en la columna, la caida, la caida. "Estoy pendiente del equilibrio", eso te lleva a estar parada ante un precipio, no, el pensamiento es otro "dedo, aductor". Sí sí, pero el taco inseguro... No mienten los zapatos. Y en verdad, palabras, demasiadas, y ya me cansa tanto rumiamiento. Shhhh. Por favor silencio. Pero no, hay ruido. Hay ruido. Al menos, llenémosme de cosas placenteras pero las cosas parecidas a ideales o a simples cuestionamientos terminan todas en un qué miedo. De no poder decir. Qué feo, el miedo este, la no libertad del enunciamiento en mi propio espacio autocreado para desplegar la libertad, justamente, sin tener en cuenta terceros ni sus juicios de valor. El peor miedo. Qué feo este miedo a no querer. La no-libertad en el expresar... en el preguntar... Y qué feo, porque si gana el miedo, muere este blog. No sé no sé no sé
***
Muuuu, la vaca mastica una y mil veces el mismo bocado de pasto, muuuu, y nada más.

jueves, 25 de marzo de 2010

25 de marzo

Tantas cosas podrían haber sido escritas ayer... Tantas anécdotas de seres queridos y/o cercanos que unos treinta años atrás fueron testigos presenciales (y muchos hasta víctimas) de una época de terror y de silencio... Tantas voces que claman recordar para no volver a caer en la trampa, tantos ecos de denuncia social ante el horror que se solapan con tantos tantos otros de reclamo de seguridad, de que la seguridad es lo prioritario y para tal fin no importa el medio... Tanta diversidad de opinión y de fundamentos que respaldan cualquier cosa, tanta moral despatarrada en pleno centro de la ciudad porteña, pisoteada por colectivos, oficinistas y militantes. ¿Cuál es la verdad? ¿Qué ideología no termina siendo un atropello a la razón? ¿O qué razón no termina siendo una ejecución sistemática de aquellos que unos pocos consideran parásitos de la sociedad? ¿Qué acción implementar en el momento de la cruda realidad, cuando vienen a robarte o a pedirte plata diciéndote que es para el paco justo el día de la memoria o el 31 de diciembre, cuando supuestamente se ciernen las mentes sobre sí mismas con el fin de reflexionar, de cuestionar y de tomar mejores decisiones, al menos en el plano de la idea, que prevalece sobre la realidad? Ideales encontrados: romperse el lomo laburando para vivir honestamente ¿con qué derecho te sacan lo que vos ganaste? Pero claro, subyace a esta cuestión un supuesto individualista y vos, que tenés la posibilidad de trabajar y de ganar para comprarte tu casita, tu verduritas y tu carne, tus productos para limpiar la cocina y el baño, tus entradas para el cine, vos, ¿por qué no compartís lo que conseguiste con el que te pide? Porque él podría también romperse el lomo laburando y seguir el precepto del "self made man", no? Pero ¿quién te dijo que todos tienen la misma posibilidad de conseguir trabajo y de vivir según tu manera de concebir las cosas? Es cierto que los que contratan empleados no aceptan gente que viva en villas, es cierto que el color de la piel niega accesos a la mayor parte de los puestos, es cierto que vos te rompés el lomo laburando mientras que otro se rompe el lomo para que no lo asocien con un delicuente y le permitan tener acceso al trabajo. El esfuerzo de algunos de el triple que el esfuerzo de otros, qué digo el triple, más. No obstante, cuando das tu plata en la calle pensando que ayudás ¿no estás avalando y haciendo perdurar la imposibilidad de salir de esas situaciones de mierda a quienes en ellas se ven entrampados? Típicos ideales encontrados, típicas preguntas a la hora de actuar. Claro, es fácil el ideal, la teoría, pero, ¿y mientras? ¿Y la realidad? Me baso en un planteo concreto que me hizo mi querida amiga Gwen ayer, antes de dirijirse a plaza de mayo a recordar el inicio de tan trágica época, me baso en el intercambio de ideas y de argumentos, de preguntas tan conocidas y no obstante aun nunca contestadas, me baso en el choque entre "la verdad" y "la realidad" y en el constante escepticismo, y me baso en la necesidad de, a pesar de la duda, seguir moviéndome, porque el espacio del pensar es terriblemente estático, es la muerte de la acción social. En un día en el que es tan fácil recordar el terror y el silencio, el presente aparece desnudo ante nuestros ojos y el malestar quema a flor de piel...

lunes, 22 de marzo de 2010

la norma del caos

De la Wiki:

Esquizofrenia:

La esquizofrenia se caracteriza por una mutación sostenida de varios aspectos del funcionamiento psíquico del individuo, principalmente de la conciencia de realidad, y una desorganización neuropsicológica más o menos compleja, en especial de las funciones ejecutivas, que lleva a una dificultad para mantener conductas motivadas y dirigidas a metas, y una significativa disfunción social. Una persona con este diagnóstico, por lo general, muestra un pensamiento desorganizado, delirios, alteraciones perceptuales, alteraciones afectivas (en el ánimo y emociones), del lenguaje y conductuales. Los síntomas suelen comenzar en adultos jóvenes.

Psicosis:

La psicosis es un término genérico utilizado en la psicología para referirse a un estado mental descrito como una pérdida de contacto con la realidad. A las personas que lo padecen se les llama psicóticas. En la actualidad, el término «psicótico» es a menudo usado incorrectamente como sinónimo de psicopático.
Las personas que experimentan psicosis pueden presentar alucinaciones o delirios y pueden exhibir cambios en su personalidad y pensamiento desorganizado. Estos síntomas pueden ser acompañados por un comportamiento inusual o extraño, así como por dificultad para interactuar socialmente e incapacidad para llevar a cabo actividades de la vida diaria.

Psicopatía:

Los psicópatas no pueden empatizar ni sentir remordimientos, por eso interactúan con las demás personas como si fuesen cualquier otro objeto, las utilizan para conseguir sus objetivos, la satisfacción de sus propios intereses. No necesariamente tienen que causar algún mal, pero si hacen algo en beneficio de alguien o de alguna causa aparentemente altruista es sólo por egoísmo, para su único y exclusivo beneficio

***

Era más simple crear historias de príncipes y princesas que escuchar los gritos. Era más placentero creer en un amor salvador que presenciar los desbordes constantes por detalles insignificantes. Era más fácil hallarse en un mundo de algodón y esencia de vainilla que arriesgarse a ser espontánea en su casa y recibir una ingrata cachetada de denigraciones verbales. Era más agradable soñar con amigos de azúcar que ser testigo de las interminables discusiones con el verdulero, el tachero, el kiosquero, las mamás de los amiguitos, las maestras y las señoras que iban a la plaza. Nadie entraba en ese círculo de sal. La protección de un mundo amenazante. La distancia de un mundo caótico. El mal, todos, el mal. La fantasia era miel. "Los síntomas suelen comenzar en jóvenes adultos"... Pero ¡cuánta sedimentación de habitualidades pasivas hacían falta para la aparición del primer síntoma! Cuanta historia previa de aquello que no se distingue como no-normal en un entorno donde lo no-normal es la norma. Fabiana se perdió en la fantasía y decidió no volver a probar bocado de realidad.

martes, 16 de marzo de 2010

Coto existencialista

¿Qué más barato que el coto para comprarse un rico yogurt con cereales a la hora de la merienda? Nunca pensé que me encontraría con existencialistas de la sangre más pura a la hora de pagar, pero así fue. ¿Les cuento?
*
Haciendo la cola en la caja de "máximo 15 unidades", oigo que la chica que está delante mío saluda con una carga afectiva importante a la cajera. Cuando le toca pagar, empieza la cháchara -qué vos en qué andás, qué cómo siguió todo con Ariel, qué hoy salgo tarde del laburo- se ve que eran amigas o, al menos, conocidas de esas que se llevan bien. En una de esas, la chica dice: es que si no me doy estos gustos ahora capaz que saliendo me atropella un auto o muero mañana y sólo por ahorrar resulta que no viví la vida plenamente, a lo cual la cajera le contesta que es demasiado pesimista, que no hay que hablar de la muerte y esas cosas feas.
"Pero yo creo, replica la clienta, que sólo teniendo conciencia de que nos podemos morir en cualquier momento disfrutamos verdaderamente de la vida. Sabés la de gente que vive postergando a futuro todos los días y no se detiene a pensar si está viviendo como quiere o si está en piloto automático?...
-Sí, le dice la cajera, y cuando muere, piensa: uh, qué me pasó?"
*
y yo por dentro pensaba que el que se muere (capaz que) ni se entera de todo esto que aquel que sigue vivo y es testigo de la secuencia de vida del otro sí se plantea... Así que no es tan grave! Al menos, para aquel que se muere...

lunes, 8 de marzo de 2010

Películas


Hace unos días que estoy enfermuchis y ya me tiene medio cansada la cosa. No obstante, es increible la cantidad de películas por cable que uno puede ver en estas condiciones. Hay un par que me llamaron la atención y hoy que puedo escribir algo coherente sin marearme aprovecho.

*

No me gustó: las crónicas de Spiderwick. Conste, a mí me encantan las cosas relativas a la mitología anglosajona y nórdica, todo lo que tiene que ver con las hadas, los duendes y brownies, los elfos, aunque sea para niños... No los del Señor de los Anillos, los tradicionales, los duendes traviesos y hasta perversos, las hadas pícaras, las criaturas que se esconden de la mirada humana en la vida cotidiana. Bien, las pelis sobre esas cosas me copan, son divertidas, pero la verdad, Spiderwick no me gustó nada, no tengo una crítica sólida, constructiva, no, sólo eso, no me gustó... Lo único copado es el actorcito que es el mismo del de la fábrica de chocolates.
*
Una peli que me encantó es "plegarias por Bobby" (2009) con Sigourney Weaver. Es la historia de una mujer real que comienza creyendo que la homosexualidad es una enfermedad penada por Dios y termina siendo una de las mayores influencias políticas en la lucha por los derechos de los homosexuales. En síntesis, es la biografía de Mary Griffiths, una mujer tan rígida, tan anclada en creencias religiosas conservadoras que le fueron impartidas desde pequeña, que no puede tolerar que su hijo sea gay hasta que éste se suicida. Movida por el amor por su hijo y por la necesidad de entender qué le pasó, comienza a tratar de romper sus estructuras y de abrir su cabeza cuestionándose a sí misma y permitiéndose frecuentar la comunidad gay de su ciudad.

Cosas a destacar: la centrípeta dinámica familiar. A grandes rasgos, los niveles son (1) la pareja: Padre ausente (en realidad, es un hombre bastante relajado pero, dada la personalidad de ella, inevitablemente termina siendo una figura ausente para los hijos) y esposo poco demostrativo (en realidad, no comparte ni entiende las obsesiones de su mujer por lo que no es aliado, pero tampoco es juez o maestro ciruelo, simplemente no se mete) / Madre invasiva (en realidad una madre muy cariñosa que se preocupa mucho por el bienestar de su familia, tanto que a veces se exacerban características ansiosas y obsesivas) y esposa fiel. (2) los hijos: cada uno tiene el lugar que deja libre el hermano mayor y se nota el ser en función de (a) mandatos (b) mitos (b) modelos tácitos de la familia. (3) generacional: la madre de Mary dice una frase en toda la película, frase clave para entender por qué Mary piensa como piensa y por qué le es tan difícil cambiar de estructuras. Es el legado que se transmite de generación en generación y es la rigidez, la incapacidad de la adapatación, del cambio que genera la disfunción. Tragedias Griegas. Profecías autocumplidas.

***

BOBBY: la voz de la disfunción, la voz de la voluntad de cambio, la voz y aquél sobre quien recae el peso de querer romper una dinámica familiar heredada, aprehendida, inquebrantale... No lo soporta, las frases de su madre lo niegan como existente. "Cuidado, hay siempre niños escuchando"... (¿vieron la propaganda en contra de la violencia verbal en la que la cabeza de un niño se va transformando en los objetos que su madre le va diciéndo que es? Qué fácil es destruir autoestima.) Me quisiera explayar más pero ya me dio fiaca, sigamos.


*


Otra peli muy divertida es "Blancanieves: un cuento de terror", también con S. Weaver como la madrastra. La madrastra es una mujer con algún trastorno mental, quizá ezquizofrenia y los enanos evidentemente ni son enanos (bah, uno sí lo es), son mineros comunes y correinetes, algunos ladrones, otros fugitivos y otros simplemente trabajadores, ni son amorosos como los de Disney, uno la quiere violar, otro quiere pedir una recompensa a cambio de su cabeza, y así. El príncipe resulta ser el médico de la familia que no la va a buscar porque le teme a las creaturas del bosque. Hay un poco de magia, para que lo vamos a negar, en fin, no les cuento más que pierde la gracia. Muy divertido para chusmear.


*


Última peli flashera: el Diario Íntimo de Adela H., que narra la historia de Adèle, la segunda hija del gran escritor Victor Hugo (L'histoire d'Adèle H., 1975, dirigida por François Truffaut). Sin comentarios, hay que verla...



***

Ese es mi aporte en el día de la fecha, saludos.