miércoles, 17 de diciembre de 2014

Silencio

Cuándo fue que dejaste que el musgo recubriera tu piel

Cuándo fue que el viento marcó esos surcos en tu rostro

Cuándo la tierra húmeda de tus pies se volvió piedra rancia

Y tu cuerpo encalló entre los riscos del olvido?

Será que te perdí en el sucumbir de mis párpados

mientras el tiempo se burlaba a mis espaldas,

o simplemente prescindí de tu estar acá,
ahora,

obtusa y quebrada, a veces solo ingenua...?

Recorro cada centímetro del aire que alguna vez tejimos juntos,

Tal vez respire aún la incandescencia en los confines de tu mundo

y palpite, imperceptible, una voz que me abrace

entre los ecos del silencio.

No hay comentarios: