miércoles, 29 de abril de 2009

entrega


Una sola regla en este juego:
Vos preguntás
Yo contesto.
No sobran las palabras.
Tiempo,
confianza.
Entrega.

lunes, 27 de abril de 2009

La bohemia

Bohemia de Paris
Alegre loca y gris
De un tiempo ya pasado
En donde un desván
Con traje de Can-Can
Posabas para mí y
Yo con devoción
Pintaba con pasión
Tu cuerpo fatigado
Hasta el amanecer
A veces sin comer
Y siempre sin dormir

La bohemia la bohemia
Era el amor felicidad
La bohemia, la bohemia
Era una flor de nuestra edad

De bajo de un quinqué
La mesa del café
Feliz nos reunía
Hablando sin cesar
Soñando con llegar
La gloria conseguir
Y cuando algún pintor
Hallaba un comprador
Y un lienzo le vendía
Solíamos gritar, comer
Y pasear alegres por Paris

La bohemia, la bohemia
Era y jurar te vi y te amé
La bohemia, la bohemia
Yo junto a ti triunfar podré

Teníamos salud
Sonrisa y juventud
Y nada en los bolsillos
Con frío y con calor
El mismo buen humor
Bailaba en nuestro ser
Luchando siempre igual
Con hambre hasta el final
Hacíamos castillos
Y el ansia de vivir
Nos hizo resistir
Y no desfallecer

La bohemia, la bohemia
Era mirar amanecer
La bohemia, la bohemia
Era soñar con un querer

Hoy regrese a Paris
Cruce su niebla gris
Y lo encontré cambiado
Las lilas ya no están
Ni suben al desván
Moradas de pasión
Soñando como ayer
Rondé por mi taller
Mas ya lo han derrumbado
Y han puesto en su lugar
Abajo un café-bar
Y arriba una pensión

La bohemia, la bohemia
Que yo viví su luz perdió
La bohemia, la bohemia
Era una flor y al fin murió.

Charles Aznavour
(la versión original, en francés, es más linda...)

martes, 21 de abril de 2009

Elle


Sur le trottoir illuminé
De petite perles d’eau sucrée,
Elle se promène en murmurant
Un air tranquile, une chanson.

Dans ses grandes bottes noires foncées,
Ses deux pieds sont fatigués
D’avancer sans destin fixe,
De continuer sans but…

Mais elle s’en fiche,
Elle marche toujours,
Traverse le temps,
S’enfuie de l’amour.

Mais elle s’en fiche,
Elle ne s’arrête pas,
Et ses larmes glissent
Effacant ses pas…

Entre les arbres son ombre passe,
Et ses cheveux s’envolent aux vent.
Chaque fois plus près de son destin,
Ses yeux se perdent dans le temps.

Sur ses lèvres un pétal de pluie
La fait voyager dans ses souvenirs
Et partent avec lui des rêves d’amour
Qui traversent les cieux
Et se perdent...
Pour toujours.


Mais elle s’en fiche,
Elle marche toujours,
Traverse le temps,
S’enfuie de l’amour.

Mais elle s’en fiche,
Elle ne s’arrête pas,
Et ses larmes glissent
Effacant ses pas…
Adrienne
2002

martes, 14 de abril de 2009

Receta para una buena realidad.

Una buena realidad,
recomendación:

"Sabía ud. que la cruda realidad suele acompañarse de bolitas de melón? Dicen que es un manjar, pero yo prefiero la cocida, que no viene acompañada de algo dulce porque es un poco menos amarga."

Adrienne,
en comentario a
http://pentatriz.blogspot.com/2009/03/dulce-irreal-realidad


***

Aplicación:
El resultado puede observarse en el siguiente documento.


Carta a Adrienne (y rspta)
(en terminología actual sería "comment", pero queda más lindo así)


Gwen dijo...
Mmm querido cerebro clonado, (con sesgo filosófico, como mutación alternativa):

Me encanta que te rías, aunque no si es a costa de mi grotesca frustración.
En VERDAD Gwen está complicando mi vida, y no puedo más que convertir esto en un circulo vicioso bastante complicado...El problema para explicarlo es que vos no conociste a Gwendolyn Campbell...

No hablo de mi alterego, sino de la estúpida encarnación de la heroína heinleniana. Uff.. Malditos mundos paralelos y sus imbéciles casualidades. La Causalidad es un juego de enanos verdes en el fondo del cajón de mi abuela Nan..
Existe, OBVIO, todo tiene causa, pero terriblemente alejada de nuestra comprension.Te quiero.

Gwen!



Adrienne dijo...
Amiga Gwen

Lo de la causalidad lo resolvés fácil:comprate una navaja de ockham y cortá por lo sano.

Acordate que hay que mantenerlas fuera del alcance de los niños y de los filósofos (que son más o menos lo mismo).
Igual leé atentamente las instrucciones porque, de usarla mal, te puede agarrar denge.

Quiero conocer a la rubiosa encarnación de Gwen (yo pensé que eras vos, disociada, pero ya entendí todo. Todo?). No puede ser que los padres de esa Gwen sean TAN fanáticos de la ciencia ficción (como tú) como para haberla llamado así (pregunta, vas a llamar a algún hijo tuyo Legión?). Además, dado su apellido, la tendrían que haber llamado Naomi.Y no puede ser que el destino conspire TANTO en tu contra como para hechartela en la cara. Podría haberla mantenido en las sombras... o en otra linea temporal! Pero ya está, las cartas están hechadas!

Para mi son los alienigenas. Siempre son los alienigenas la mejor explicación de todo.

Nena te dejo que tengo que hacerme una lobotomía frontal.
Quizá baste con que solo ordenene un poco mi hardware... Ya veremos.

Te dejo un beso. Cuidalo bien que lo paso a buscar a la tarde.
A*


***


Conclusiones:

1.
-No hay que leer ciencia ficción, te lima.
-Asimov y Heinlein tuvieron una hija, es rubia, y la mandaron a la UP.
2.
-El modelo computacional explica exhaustivamente el funcionamiento de la mente.
Lo otro no es mente.
3.
-Los medios son el primer y único poder... (Sino, VOS que estás leyendo ni sabrías del dengue).
Dengue dengue dengue dengue (sí, off me paga bastante por la repetición de la palabra).
4.
-En puán se venden todo tipo de reliquias. Habría que volver la facultad un centro turístico.
-Los estudiantes de filosofía deberían tener su propia sede de la UBA.
Propuesta: la biblioteca nacional, con el parque y los gatitos incluidos.
5.
-La realidad cruda a veces puede tener gérmenes.
Es recomendable ponerle algo de salsa, en caso de no probarla con melón.
Precaución: la salsa tiene componentes adictivos.
6.
- Me gusta el chocolate.
7.
-De lo que no se puede hablar, hay que bailar.


nota: el lector sacará sus propias conclusiones respecto de si desea implementar esta modalidad de realidad o no. No nos hacemos responsables de los efectos colaterales. Ya tenemos bastante con los nuestros.

domingo, 12 de abril de 2009

Idea

Todavía quedaba dando vueltas una idea. A veces interrumpía una charla. A veces se imponía en un sueño. O simplemente se colaba por la puerta trasera de su conciencia y hacía un poco de ruido cuando estaba en soledad. Lo importante era recordarle que seguía siendo. Lo importante era estar presente.
Todavía quedaba dando vueltas esa idea. Nunca la había aprehendido, había aparecido solita. Sin portador, se desvanecería. Su anhelo era figurar en los libros de historia, no importaba demasiado bajo el nombre de quién, no importaba demasiado en que contexto. Solo plasmarse. Una vez escrita, editada, divulgada, ya no existiría la posibilidad de disolverse, de desaparecer.
Todavía quedaba aquella idea, merodeando una mente frágil, vulnerable a la intromisión de contenidos ajenos a elecciones suyas. Una mente poco brillante, quizá demasiado plástica, demasiado sobornable. Nunca la había intuido, se había presentado solita. No le había costado cobijarse cómodamente entre pensamientos cotidianos. Una condenada mente perfecta para éste huésped.
De las demás ideas, muchas habían logrado su cometido. Sobrevivían entre sucesiones de trazos, en cuadernos, en revistas, en libros, y avivaban su esencia en cada lectura atenta. No morirían, al menos hasta la próxima etapa de crecimiento de la estrella que despertaba tantos anfitriones. Pero para entonces, algunos seguro se refugiarían en nuevas tierras y junto con ellos, ellas. Los habían convencido de su incomparable riqueza y ellos las atesoraban más que a sus propias vidas. Aquellas que no habían tenido la paciencia suficiente se habían diluido entre pensamientos humanos que habían logrado obtener cierta jerarquía. Poderosas pero tan, tan dependientes. Parásitos.
Era la última. Perseverante, no desesperaba por plasmarse, solo esperaba. Su anfitrión era aún joven, por lo que no podría todavía expresarla en su totalidad, o al menos no de forma clara. Había que darle tiempo, sembrar pequeños pilares aquí y allá para que pudieran constituirse de a poco las conexiones necesarias que, en términos humanos, iluminarían pronto esa mente y que, persuadida de que todo aquello había surgido de sí misma, no dudaría en querer compartirlo con su comunidad. La idea pues, como sus predecesoras, no solo quedaría inmortalizada en papel o en archivos virtuales, sino que disfrutaría del hospedaje de miles de anfitriones, ensanchándose y engullendo cada vez más ser. Esos eran los proyectos de la idea, que cada vez, pero disimuladamente, invadía un poco más la frágil mente humana.
***

Agustina estaba por cumplir los dieciocho años. Aquel año terminaría el colegio, finalmente, y se dedicaría a su gran amor, la música. Un único problema le preocupaba. Desde chica, y cada vez con mayor énfasis, una idea se le presentaba en forma autoritaria. Una molesta idea. Charlando con amigas, practicando piano, soñando, la interrumpían unas veces imágenes, siempre las mismas, u otras veces, como ruidosa música de fondo o como el zumbido de una mosca, insistía esa extraña parte de su mente en perturbar su concentración. Decidió comentárselo a una psicóloga, que la derivó con un psiquiatra. Es un pensamiento obsesivo, le dijo. Nada más. Durante algún tiempo, tomó una medicación que erradicaba pensamientos obsesivos y poco la poco la idea fue desapareciendo de su mente. Luego dejó de tomar la medicación. Su mente ya estaba limpia. Solo quedaban los pensamientos que elegía. Así, se entregó con amor y dedicación a tocar el piano. Su nombre y su historia como concertista figuran hoy en los libros de historia. Sus obras son mundialmente conocidas. De aquella idea, no ha quedado el menor rastro.

martes, 7 de abril de 2009

Il Cielo In Una Stanza

Quando sei qui con me
questa stanza non ha più pareti
ma alberi,
alberi infiniti
quando sei qui vicino a me
questo soffitto viola
no, non esiste più.
Io vedo il cielo sopra noi
che restiamo qui
abbandonati
come se non ci fosse più
niente, più niente al mondo.
Suona un'armonica
mi sembra un organo
che vibra per te e per me
su nell'immensità del cielo.
Per te, per me:
nel cielo

Gino Paoli

p.d.: yo prefiero la voz de Franco Battiato
La versión de Bruni, mitad francés mitad
italiano también es dulce.