miércoles, 27 de julio de 2011

Vías para pensar (o dejar de pensar) al sujeto


"Una de las características centrales de la filosofía Moderna radica en la coincidencia de pensadores y movimientos en dejar fuera del mundo al referente del "yo", bien sea en la forma de un yo cartesiano inmaterial, bien sea en la versión kantiana de un yo trascendental, bien sea en la escéptica de Hume. El intento idealista de remediar esta situación, a costa de subjetivizar el mundo, resultó ciertamente poco atractivo en sí mismo. (...) Creo que se dan tres grandes estrategias para hacer frente a la conciencia contemporánea de haber llegado a la "estación término" de este desarrollo filosófico de la noción filosófica de "sujeto": a) olvidarse de él; b)buscar el sujeto en otra parte; c) naturalizar el sujeto. (...) La primera es típicamente posmoderna: en ésta, el sujeto desaparece puesto que la época hace irrelevante so concepto. Bien sea en versión foucaultiana o derridiana, no queda más que texto. En la segunda, sitúo a quienes creen encontrar en el lenguaje el sustituto del fundamento que la filosofía moderna encontró en el sujeto: de nuevo hay algo previo, primordial, fundante, de lo que puede ocuparse una filosofía primera, que delimita a priori el ámbito de la razón y la realidad (bien sea en la versión pragmático-trascendental germana, bien sea en la versión intuitivo-analítica anglosajona)." Gomila elige la "tercer vía", es decir, la naturalización del sujeto, y la desarrolla en el trabajo citado.

[Yo, natural/mente]
Gomila, A. (2010:219)

martes, 26 de julio de 2011

Dream a little dream


Sweet dreams till sunbeams find you
Sweet dreams that leave all worries behind you
But in your dreams whatever they be
Dream a litle dream of me
...

lunes, 25 de julio de 2011

Filosofía Popular




"Quien conoce a fondo los mecanismos de la razón, acaba por desconfiar de ella"


Cdlre ólgn riÁicnsaG se*

El título del libro en el que figura

esta frase está en clave...





*Al autor original del juego y obsequiador :
. : · gracias por compartir un poco de magia · ::

jueves, 21 de julio de 2011

Indecisión

Felipe
Te am♥

miércoles, 6 de julio de 2011

disquisiciones divinas

"Escucha bien, ninguno de esos cultos que ustedes denominan "religión", y que siguen bajo pretexto de que se relacionan con La Entidad que los trasciende gracias a la "fe", se realizó en mi nombre. Aparta los absurdos mandatos humanos de tu pensamiento y deja que afloren tus intuiciones. Ellas te llevarán por buen camino. El "deber ser" solo engendra muerte en vida.

-No quiero contradecirle, pero el orden que imponen los preceptos de la religión siempre nos han ayudado a acercarnos a la paz y a la felicidad.

-Porque han impuesto dicotomías y han establecido relaciones entre las duplas de conceptos que hoy ya no se cuestionan. Asocian la virtud con el orden y la felicidad, y el vicio o pecado con el caos y la desgracia. Ustedes mismos se han adiestrado de modo tal que no pueden escapar de los enredos lingüísticos que han originado, dándoles el status de metafísica. Bien ha dicho uno de los suyos, la religión es el mayor y más poderoso dispositivo de control jamás creado.

-Me queda una pregunta, si me lo permite. Si no es quien las religiones cuentan, ¿cómo debo llamarle?

-Llámame como quieras, pero tu pregunta es engañosa para ti mismo. Por más insignificante que sea lo que te responda, fundarás otro dogma en mi nombre. Los conozco bien, se agarran de cualquier elemento para construir fantasías de las cuales aferrarse con tal de no hacer frente a la incertidumbre y a la soledad que no pueden evitar sentir. Solo pido que no usen "Dios", que ya lleva a cuestas demasiada sangre.

- Quisiera saber su nombre, jurando por él no instituir ninguna nueva creencia.

-(Harto) ¿No dice pues uno de vuestros dichos: "la curiosidad mató al gato"? ¿Para qué los inventan si luego no han de hacerles caso?

-(Confundido) Ha sugerido que no siga ningún mandato humano...

-(Enojado) Agradecido deberías estar de que me digne a hablar contigo. Ni mi nombre debes preguntar, ni mis razones y ni mi lógica debes indagar, ya que no serás capaz de comprensión alguna. Esta conversación es para mi lo que para ti el zumbido más breve y leve que puedas percibir. Imagina pues cuanto te excedería conocer algo que me concierna. Nunca podrías entenderlo, ni siquiera vivirías lo suficiente como para oírlo. Son demasiadas las limitaciones de la percepción humana."