domingo, 28 de junio de 2009

sobre adquisiciones recientes


No lo recomiendo.

Protagonistas: Sandra Guida, Rodolfo Valss, Nicolás Armengol, Ivanna Rossi, Rubén Robbets y Gustavo Monje.

¿De qué trata? De una historia de amor enmarcada en el turbio ambiente de los antros de jazz, narrada exclusivamente por la música y por el baile. Gansters, mujeres sensuales, sueños americanos frustrados...


La frase: "¿Cuál es el fin si en tu vida no hay swing?"


*Lo malo: Los cantantes dejan mucho que desear, excepto por la chica más joven, aunque no se luce. Por otra parte, no se logra generar un ambiente de antro y por momentos, la dinámica de la historia se vuelve aburrida. Finalmente, las canciones son demasiado solemnes.


**Lo peor: No transmite. Uno lo mira y tiene tiempo de pensar "ah, estoy mirando a una minita cantar y a unos chaboncitos bailar"... Horror! Si el espectáculo no envuelve, es malo.


*Lo bueno: La banda de jazz es buena. De todas formas, recomiendo buscar el soundtrack original que seguro es mejor. Los bailarines son bastante buenos, en especial cuando bailan en pareja, pero hay una serie de improlijidades que podrían evitarse. Algunos momentos de Tap son excelentes.


**Lo mejor: La escenografía. El formato es el de un comic en negro y blanco, con solo algunos pocos rojos que hacen contraste, y muchos juegos de luces y sombras.



***


Muy recomendable.

Basado en el libro de Bernhard Sclink, El Lector (1995), Kate Winslet y Ralph Fiennes interpretan una historia de amor o de obsesión no tan inocente atravesada por una temática típica de la segunda guerra mundial pero desde un enfoque muy particular, basado en una cuestión educacional.

Kate es lo más.

Comentarios que he oído:

-Claro, es la mentalidad nazi en su forma más pura: obsesión por el orden y la limpieza, no importa el costo.

-Qué difícil que la exhibición de una película que no toma partido explicitamente por las víctimas del Holocausto no sea prohíbida.

-El problema es estrictamente la educación.

-¿Cómo van a mostrar a los judíos así tan insensibles? Van a generar más antisemitismo.

-¿Pretenden que entedamos a los malos? ¿Eso en qué cambia lo que pasó?

-Es genial que haya una reflexión sobre los que estuvieron del otro lado del que siempre se muestra.

-El eje es repensar temas como la justicia, las leyes, la función de los abogados...

-Promueve la pedofilia, cualquiera.

-La historia es ÉL, y me da un poco de pena.

No quiero escribir comentarios más "profundos" porque les arruino la peli!!

domingo, 21 de junio de 2009

trazos






[a veces no recuerdo de donde voy y a donde vengo]







***

Cuando las preposiciones de topos poi y topos poten se entrecruzan en el cableado de mi cerebro...

Quién hubiera pensado que los reclamos comenzarían a los 18 años, justo cuando vencía la garantía. El descontento venía desde antes. Mucho antes. Yo me acuerdo. 96 de cortocircuito. zzkleiqwk. Vos creías qué todo andaba bien? Ja! Chupáte esta mandarina. Igual, hoy entiendo que venía desde la década del 80. En realidad, nos podemos remontar a los 50 e incluso a los 30... bueno pero cuestión que después hubo un 97 de muchas sssss, tantas que aprendí que lo que más me gusta es estar con cualquiera menos conmigo. Y que me hablen. 98s de aspiraciones y sueños de libertad. Libertad de? Cadenas y tormentos decía, aaaaaaaa pero eran los 13 y había crisis; de mi, figura en algunas pretensiones de poesia; Ah! y de cuestiones similares (a ver si me olvido de mencionar algo!). 99s de puteadas y dibujos. Eso me acuerdo: Por qué yo? Por qué a mi? Y el sentido, claro. Siempre con lapiz y papel en mano. Oídos despiertos, el coco ensimismado: cuando estoy en mi, escribí, el mundo me es lejano. 2000es señores. 2000 virtudes y 2000 amores. Explota el mundo, imploto en-mi. Fetiche de botas y palazzo... uhh ahhh oooh pero que avergonzaciones! Implota y nace la máscara. Bienvenida, carilinda, puerta de entrada a la sociedad, pero a manotazos de ahogado. Y se sostuvo, así, hasta que cayó el 3 y con el tres, los 18. Con los 18, la responsabilidad. Con la responsabilidad, el reclamo. A quién? Un trámite metafísico e incluso de matiz kafkiano, una empresa imposible pero legítima. Y como todo buen proceso, éste terminó en una muerte. Cayó el 6, así bien redondo. Muere entonces, no? y duelo, al menos un poco (en realidad muere en el 5, pero en el 6 recién concluye). Aparecen las hadas con sus cuentos del este: "Un secreto a cambio de tenerme siempre presente". Piden menos que los duendes, pensé, aaah esos interesados que no entienden que si les doy monedas no viajo a ningún lado, y acepté la oferta de un camino pragmático donde la respuesta a mis protestas era construir nuevos senderos en un campo mal sembrado ( ado, ado, ado... odio las frases aburridas largas y discordante, odio cuando leo que escribo largo, confuso y disonante). Así empezaron los 21; en vez de ser autosuficiente, como siempre pensé que sería, se inició un nuevo aprendisaje, como quien recién nace, pero con más años encima. Y así, medio corriendo, medio volando, a veces me olvido de donde vengo. A ver cuanto falta, y me detengo, cuántas cosas a destiempo! Y entonces suena el Jiminy Cricket de mi conciencia: recuerda, tilín tilín, naciste recién hace tres años.

-volvieron las hadas, y vinieron para quedarse-

sábado, 13 de junio de 2009

martes, 9 de junio de 2009

somewhere i have never travelled

Somewhere i have never travelled, gladly beyond
any experience, your eyes have their silence
in your most frail gesture are things which enclose me
or which i cannot touch because they are too near

Your slightest look easily will unclose me
though i have closed myself as fingers
you open always petal by petal myself as spring opens
(touching skilfully, misteriously) her first rose

Or if your wish be to close me, i and
my life will shut very beautifully, suddenly
as when the heart of this flower imagines
the snow carefully everywhere descending,

Nothing we are to perceive in this world equals
the power of your intense fragility; whose texture
compels me with the colour of its countries,
rendering death and forever with each breathing

(i do not know what it is about you that closes
and opens; only something in me understands
the voice of your eyes is deeper than all roses)
nobody, not even the rain has such small hands

e e cummings (en Hannah and her sisters)



***********************************************************
(mejor esto que debates y metadebates intelectualoides acerca de la intelectualidad)